EN | FR | CN
HomeInformación de alojamiento web en españolQué Son los Servicios de Alojamiento Web y Por Qué Son Tan Importantes

Qué Son los Servicios de Alojamiento Web y Por Qué Son Tan Importantes

Los servicios de alojamiento web se podrían describir como un tipo de servicio de Internet que permite a individuos y organizaciones ofrecer sus páginas web a través de la World Wide Web. El alcance de los servicios de alojamiento web es muy diverso, siendo el más común el alojamiento de páginas web y de archivos a pequeña escala, en el que estos pueden cargarse a través de una interfaz web. La transferencia de estos archivos a la Web suele requerir un procesamiento mínimo. Muchos proveedores de Internet ofrecen este servicio a sus abonados de forma gratuita; sin embargo, existe la posibilidad solicitar alojamiento a otros proveedores disponibles. El alojamiento de páginas web personales es muy sencillo y, por ende, muy barato, mientras que una página web de negocios dependiendo de la naturaleza y el alcance de la misma puede ser algo más cara.

Alojar una sola web sencilla es útil para páginas personales, pero un sitio más sofisticado requerirá un paquete más completo que disponga de soporte para bases de datos y plataformas de mejora de aplicaciones como Java y PHP. Los clientes lo necesitarán cuando quieran escribir o instalar scripts para aplicaciones como foros y gestores de contenido. El host también puede facilitar un panel de control para administrar el servidor web e instalar scripts junto con otros módulos y aplicaciones como el correo electrónico. Otros hosts sólo se especializan en ciertos programas o servicios, como por ejemplo el comercio electrónico, que utilizan sobre todo las empresas que subcontratan la infraestructura de red.

Para saber por cuánto podremos tener la página, se calcula un porcentaje del tiempo por año en el que estará disponible y accesible públicamente en Internet. Sin embargo, no debemos confundirlo con el tiempo en que finalmente estará en línea. Y es que no se tienen en cuenta situaciones como posibles interrupciones de la red. Esto se realiza multiplicando la previsión de tiempo de actividad por el tiempo total disponible en un año. Muchas grandes organizaciones que no son proveedoras de servicios de Internet necesitan estar permanentemente conectadas a la red para poder enviar correos electrónicos a terceros.

Dichas organizaciones tienen la opción de utilizar un ordenador como host de la página web y así disponer de todos datos necesarios de sus productos y servicios para los pedidos. Esto se consigue a través de un servicio de alojamiento web gratuito, ofrecido por diferentes empresas, pero siempre limitado en comparación con los servicios de alojamiento web de pago. En el caso de los servicios de alojamiento web compartidos, las páginas individuales se alojan junto con muchas otras en el mismo servidor. Esto permite compartir un paquete común de recursos, como por ejemplo, la memoria RAM y la CPU. El alojamiento web de distribuidores permite a los clientes convertirse ellos mismos en proveedores web. La mayoría de ellos ofrecen un servicio casi idéntico al del plan de alojamiento compartido de su proveedor, pero aportando ellos mismos el soporte mecánico. Los servidores domésticos se obtienen cuando un único ordenador en una ubicación privada se utiliza para alojar uno o más sitios web con una conexión de banda ancha de tipo general.

Pese a que muchos servicios de alojamiento web son gratuitos o diversos proveedores de pago los ofrezcan, cada cliente debe ser capaz de calcular sus requerimientos para determinar qué tipo de servicios de alojamiento web debe utilizar. El alojamiento web basado en Linux es el más utilizado por proveedores, pero el cliente también puede optar por PHP o Perl.